La parroquia celebró, como fin de curso, una Eucaristía con todos los grupos parroquiales. A continuación se pasó a los salones parroquiales donde tuvo lugar una merienda.

Partiendo del “Programa de Pastoral Parroquial”, presentado en octubre a todos los fieles cristianos de la Parroquia, un representante de cada grupo evaluó todo lo que se hizo a lo largo del curso.
La monición de entrada nos invitaba a pedir perdón por nuestras deficiencias y a agradecer a Dios todos los beneficios que nos ha concedido para que estas propuestas den frutos de buenas obras.

Llegado el momento de la homilía, el párroco D. Orestes, recordó el Programa Pastoral Parroquial e informó sobre el 1º objetivo: Las Familias. Dio datos sobre la asistencia a los grupos sinodales. Informó sobre unas conferencias que tuvieron lugar a lo largo del curso basadas en la familia. Valoró positivamente la asistencia a los cursillos prematrimoniales así como el encuentro que tendrá lugar en nuestra parroquia entre los asistentes a dichos cursillos. Consciente de que la familias son verdaderas transmisoras de la fe, nos mostró su empeño en seguir trabajando en la pastoral de la familia. Agradeció la colaboración de todos, nos instó a seguir trabajando siguiendo el ejemplo de las primeras comunidades cristianas, y a continuación dio la palabra a los grupos.

2º Objetivo: Infancia y Juventud. Beni Muñíz, como catequista, hizo un repaso del curso dando los datos de los niños inscrititos este año. 125 niños repartidos en 14 grupos entre 1º, 25º y 3º curso. Este año recibieron la Primera Comunión 47 niños, los días 16 y 23 de mayo.
La Parroquia no es ajena a nuestra realidad social, y es palpable que para muchos la Primera Comunión es también la última. Los catequistas creen que la semilla de la fe tiene que plantarse en las familias y que ellos son los que tienen que ayudar a su crecimiento. Sin embargo la realidad es muy distinta y tienen que intentar, en una hora semanal, aportar a estos niños lo que deben aprender y vivir en sus familias. Para terminar nos interpeló a todos con las siguientes palabras: “Para la Iglesia, proclamar el mensaje de Cristo, es un deber, que ha recibido por mandato del Señor, para que las personas crezcan y descubran el amor de Dios” “Todos estamos llamados a evangelizar, en las familias, en nuestro trabajo, en las realidades en las que nos movemos, con nuestro testimonio de vida”.

Sara Lobo, como miembro del grupo de jóvenes “Magnifica”, expuso el trabajo realizado. “Magnífica” inicia unos talleres, en los salones parroquiales, todos los viernes de 5 a 7 de la tarde. Hacen juegos con los más pequeños, manualidades..
En Navidad participan en la operación Kilo del Colegio Sagrada Familia-El Pilar, recogiendo comida para hacerla llegar a las personas necesitadas de nuestra parroquia. Se hace un Belén y un rastrillo benéfico.
En abril participan en un mercado tradicional de artesanía y se venden las manualidades realizadas en los talleres.
El 17 de mayo fueron aprobados los trámites de legalización de la Asociación.
Catequesis parroquial organiza una salida fin de curso con los niños, y los jóvenes de “Magnifica” se encargan de de los juegos y el entretenimiento.
El 5 de junio, tiene lugar en Pola de Lena un mercadillo solidario, y los jóvenes participan en él y se hacen cargo del puesto de Cáritas de Oviedo.
Al día siguiente se hace entrega a una religiosa Carmelita del Sagrado Corazón de Jesús, la cantidad de 800 €, con el fin de colaborar en un hospital de Mozambique donde se encuentran niños enfermos de sida.
En estos momentos están preparando, para el último fin de semana de junio, una convivencia de dos días en el Santuario de Ntra. Sra de Bendueños, patrona del concejo de Lena.
Sara recuerda que con el dinero recaudado en la venta de
lotería de Navidad, pagaron todos los gastos de materiales y agradece la colaboración de gente ajena a la Asociación que los ayuda y alienta.

3º Objetivo: Acción Socio-caritativa. Carlos Miranda, en representación Cáritas parroquial y la Pastoral de los enfermos, resumió la labor llevada a cabo durante el curso de la siguiente manera:
• Captación de socios y de voluntarios para trabajar en Cáritas parroquial
• Formación de voluntarios en un encuentro celebrado los días 17 y 18 de noviembre
• Curso de Pastoral Sanitaria celebrado en Oviedo y al que asistieron cinco personas de nuestra parroquia
• Celebración del día del enfermo en la Residencia de Ancianos Canuto Hevia, en la cual varias personas recibieron el Sacramento de la Unción de Enfermos
• Proceso de captación de jóvenes para su incorporación a Cáritas Parroquial
• Visitadores de enfermos. Voluntarios de la Pastoral de los enfermos, visitan a todos los enfermos que lo solicitan, con el fin de acompañarlos

4º Objetivo: Mantenimiento conservación y mejora de los medios materiales. Emilio, en nombre de la Comisión Económica informó sobre todas las obras que se realizaron y se están realizando:
• Restaurar las imágenes del Sagrado Corazón y la Inmaculada
• Pintar las hornacinas donde se encuentran las imágenes de la Inmaculada y la Virgen del Rosario
• Limpieza de las torres, y cierre de huecos en las mismas.
• Limpieza y conservación del huerto
• Comienzo de las obras de supresión de barreras arquitectónicas.

Salvador Riera, miembro del Coro parroquial, hizo un llamamiento a todos para que seamos fuertes y valientes a la hora de defender nuestra condición de cristianos, y nos animó a seguir trabajando para extender las semillas del Evangelio.