D. LEONCIO DIEZ DIEZ

Nació en Camposalinas (León) el 24 de junio de 1.928. Fue el tercero de los cuatro hijos que tuvieron sus padres, Aurelia y David. Cursó sus primeros estudios en la escuela de su pueblo y en la Madalena (León). Cuando apenas contaba doce años ingresó en un colegio en San Sebastián hasta ingresar en Valdediós (Villaviciosa). Fue ordenado sacerdote el día 3 de junio de 1.953. Un mes mas tarde llegó a Zureda para tomar posesión de sus primeras parroquias: Zureada, Congostinas y Casorvida, donde permaneció hasta el año 1.958, en que fue nombrado párroco de Vega del Ciego, Felguera y Columbiello, por un periodo de tres años. En julio de 1.961 se le encomienda la parroquia de Bimenes. Durante su estancia en esta parroquia amplió sus estudios, con el fin de hacerse profesor del Seminario, cargo que ocupo durante tres años. En agosto de 1.965 llegó a Pola de Lena, como ecónomo parroquial, pasando a asumir la responsabilidad de párroco a la muerte de D. José Bernardo Fernández. D. Leoncio siempre ejerció la docencia. Clases en Bimenes, Seminario y en Pola de Lena fue durante cinco cursos profesor de Latín en el Colegio de la Sagrada Familia, y Latín y Griego en el Colegio de Nuestra Señora del Pilar. El año 1.992 se jubiló como profesor después de haber ejercido la docencia durante veintidós años, en el Instituto Benedicto Nieto de Pola de Lena. Esté centro instauró el premio a la solidaridad “Don Leoncio”, el cual es entregado cada año al final del curso académico.

Su cargo como párroco, le hizo miembro de la Junta del Patronato del antiguo Asilo de Ancianos Canuto Hevia, de la Residencia de Ancianos Canuto Hevia y de la Fundación Escuela Mixta de San Feliz.

D. Leoncio siempre estuvo muy comprometido con todas aquellas iniciativas sociales o culturales que se promovían en el Concejo, aunque su mayor compromiso fue siempre con los más necesitados. En reconocimiento a su labor pastoral, su aportación a los patronatos a los que pertenecía, y su apoyo a asociaciones culturales y deportivas, el Ayuntamiento en sesión plenaria celebrada el 2 de diciembre de 1.992, le concedió el título de Hijo Adoptivo de Lena. “A los méritos verdaderamente singulares, dedicado a la pastoral y docencia, con toda entrega y profundo sentido social”

También recibió el premio Puerta de Asturias, de la asociación cultural del mismo nombre, y el Coro de la Flor le nombró Componente de Honor.

El 20 de octubre de 2.002 fallecía en el Hospital Valle del Nalón. El funeral, presidido por D. Carlos Osoro, Arzobispo de Oviedo, y concelebrado por más de 90 sacerdotes, se celebró en la Iglesia parroquial de Pola de Lena. Sus restos descansan, junto a los de sus padres, en el cementerio de Camposalinas (León)