D. JULIO FERNANDEZ DE LA RIVA

 

Nació en Pola de Lema el 13 de marzo de 1.922. Fueron sus padres: Isaac y María, naturales, ambos, de la parroquia de Felgueras. Estos se avecindaron en la villa hacia el año 1.918 y establecieron su domicilio en la calle Canuto Hevia.
Era el tercero de los seis hijos que sobrevivieron a sus padres. Alumno de las escuelas graduadas de esta villa, fomentaría su vocación al sacerdocio en el entorno de la iglesia parroquial en la que sirvió como monaguillo.
En octubre de 1.934 ingresó en el seminario de Valdediós para prepararse al sacerdocio. Sería en el año 1.945 cuando se trasladaría al nuevo seminario de Oviedo, que se abría con uno sólo de los tres pabellones que luego tendría. En agosto del año siguiente sería ordenado presbítero por el obispo D. Benjamín de Arriba y Castro.
Celebró la primera misa en Pola de Lena el 12 de septiembre de 1.946. Esta sería la primera misa que se iba a celebrar en el actual templo parroquial. Al edificio le faltaba bastante para ser terminado y durante un tiempo sólo se utilizaría para las misas del domingo; en los días de semana la misa continuaría en la capilla del palacio de Regueral.
Es destinado como profesor al seminario menor de Voldediós para comenzar el curso de 1.946 – 47. Al año siguiente se le confiaría también la administración y un año después el cargo de vicerrector de dicho seminario.
En julio de 1.951 recibiría el nombramiento de cura ecónomo de la parroquia de Posada de Llanera. En el año 1.961, tras haber intervenido en el concurso a parroquias, obtendría el nombramiento de párroco de San Martín de Turón. Fue en el año 1.965 cuando se le puso al frente de la parroquia de San Félix de Lugones. En este lugar ejercería también como profesor de religión en el Instituto de Bachillerato, a cuya fundación entregó un gran esfuerzo.
Viendo sus fuerzas deterioradas por grave dolencia, se jubilaría en el año 1.985. Establecería su domicilio en Gijón y aún ayudaría, en la medida de sus posibilidades, a la celebraciones litúrgicas y pastorales de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en esta ciudad.
El 2 de mayo de 2003 se va la casa del Padre, tras larga y penosa enfermedad, que pudo llevar con gran paciencia y que animaría la esperanza cristiana de cuantos le tratamos.
Fue sepultado en el cementero de Pola de lena por expreso deseo del finado.